Applus+ Norcontrol logra entrar en el Registro de Entidades de Colaboración Ambiental del País Vasco

08/03/2013

    El pasado mes de febrero, Applus Norcontrol ha logrado su inscripción en el registro de Entidades de Colaboración Ambiental de Nivel I y Nivel II del Gobierno Vasco, tras un completo proceso interno de ajuste a las exigencias reglamentarias.

    El pasado mes de febrero, Applus Norcontrol ha logrado su inscripción en el registro de Entidades de Colaboración Ambiental de Nivel I y Nivel II del Gobierno Vasco, tras un completo proceso interno de ajuste a las exigencias reglamentarias.
    Con la publicación del Decreto 212/2012 en noviembre del año 2012, se estableció la necesidad de que para poder trabajar en el País Vasco en el ámbito de la inspección ambiental sea necesario inscribirse en el Registro autonómico de Entidades de colaboración.
    Aunque en un primer momento pudiera parecer un registro más de la Administración, al analizarlo con detalle se puede comprobar que este reconocimiento permite la Autorización para realizar nuevas inspecciones ambientales que hasta la fecha eran ejecutadas directamente por la administración
    En concreto el Decreto 212/2012 especifica que las entidades de colaboración ambiental se clasifican en entidades de validación ambiental y entidades de control ambiental:
    Nivel I: Entidades de validación ambiental. Estas entidades desarrollan las siguientes actuaciones:
    • Validación documental de los requisitos y datos necesarios para la solicitud de autorizaciones ambientales, renovaciones de autorización, tramitación de subvenciones y verificación de actividades.
    • Verificación en dependencias de la actividad de la adecuación de los equipos y/o instalaciones a los requisitos establecidos en dichas autorizaciones, tramitaciones administrativas o en la normativa ambiental aplicable.
    Nivel II: Entidades de control ambiental. Estas entidades llevan a cabo actividades de toma de muestras, mediciones y análisis, para la evaluación de conformidad de los distintos controles y verificaciones de funcionamiento a realizar a lo largo de la vida útil de la actividad.
    Esta línea de actuación parece tener visos de ser adoptada en otras Comunidades Autónomas. Por ello, Applus ha decidido apostar por estas nuevas homologaciones de servicios, con el objetivo de que sea éste el primer paso de muchos otros.