La instrumentación y el seguimiento geotécnicos, junto con la evaluación de riesgos geológicos, contribuyen a proteger activos e infraestructuras. Realizar investigaciones geotécnicas correctamente planificadas, así como contar con programas de seguimiento, es de vital importancia para identificar riesgos potenciales. El seguimiento geotécnico proporciona al cliente información a lo largo del tiempo y monitoriza y analiza los cambios que experimentan los activos o el estado de la superficie y del subsuelo en que se encuentran.
 
Los estudios geofísicos se utilizan para conocer las características físicas del terreno, de la roca o de otros materiales, tanto para proyectos de ingeniería como medioambientales. Los resultados de estos estudios serán útiles de cara a las fases de planificación, diseño, desarrollo y construcción. Contar con estudios geofísicos detallados reduce las pérdidas de tiempo y los sobrecostes.