Applus RTD desvela la revolucionaria tecnología END

05/05/2014
    La técnica RTD IWEX (Inverse Wave Field Extrapolation, extrapolación inversa del campo de ondas) es una novedosa técnica de ensayos no destructivos (END) que permite una inspección detallada y una clasificación de defectos de las piezas más importantes de los conductos.
    El sistema aumenta la posibilidad de detectar defectos en las soldaduras, así como de detallar, de forma más precisa, el tamaño, la posición y la caracterización de los fallos. Tiene el potencial de ahorrar a los operadores millones de dólares al reducir el número de soldaduras que acaban rechazándose en tuberías de nueva construcción, tanto en tierra firme como en alta mar.
     
    Rienk de Vries, director técnico de Applus RTD, afirmó lo siguiente: “RTD IWEX proporciona a los usuarios una imagen reconstruida del objeto inspeccionado, lo que ofrece una visión más clara de la escala y naturaleza de cualquier defecto existente de lo que es posible actualmente.”
     
    “Al usar esta tecnología, el proceso de inspección permite obtener resultados más precisos en relación con el tamaño y la posición del defecto.”
     
    Este producto ha sido diseñado para abordar diversos problemas ya identificados de los clientes durante procesos como la construcción de tuberías y el diseño de tuberías con sistemas de apoyo, y puede usarse durante operaciones del sector del petróleo, el gas y las energías renovables.
     
    El Sr. de Vries añadió: “Estamos comprometidos con un programa de investigación y desarrollo tecnológico destinado a ofrecer nuevas técnicas que maximicen la eficacia y el valor de nuestros servicios.”
     
    “Garantizar la integridad de la infraestructura que se usará en el sector energético a nivel mundial es fundamental para el éxito de las actividades de exploración y producción y, para Applus+ RTD, es de suma importancia no solo contribuir a mejorar los estándares, sino también elevar el listón del sector de END por ultrasonidos.”
     
    El RTD IWEX es el resultado de seis años de investigación y desarrollo y ya ha sido validado por algunas de las principales industrias petroleras".