Último proyecto en Applus+ RTD de ensayo no destructivo avanzado (ENDA) para la mejora de la tecnología RTD INCOTEST

15/05/2015
    Applus RTD, el líder global en el suministro de servicios de integridad tecnológica, celebra la finalización con éxito de su último proyecto de ensayo no destructivo avanzado (ENDA) para la mejora de su tecnología RTD INCOTEST, a fin de ofrecer una solución única para tuberías submarinas sin capacidad para la entrada de limpiadores
    La tecnología ha sido desarrollada por el equipo interno de Applus RTD de investigación y desarrollo para trabajar en entornos peculiares, tales como grandes profundidades, donde solo pueden emplearse vehículos operados por control remoto (Remote Operated Vehicles, ROV), aumentando así la productividad de las inspecciones. El resultado de los ensayos supone el último éxito del sistema.
     
    Domenico Bellistri, especialista de RTD INCOTEST de Applus RTD, estaba encantado con el resultado: ““Este proyecto se llevó a cabo con éxito con nuestra propia tecnología, que permite llevar a cabo mediciones de múltiples grosores de pared comunes sin contacto directo con el objeto inspeccionado.
     
     
    En concreto, con el nuevo módulo multiplexor, ahora es posible recopilar hasta 12 lecturas en menos de 30 segundos en posiciones registradas a una profundidad de 3000 metros (9000 pies). El proyecto supuso un reto por muchas razones, por no hablar de la profundidad de las aguas en la que están situadas las tuberías, así que estamos extremadamente satisfechos por haber sido capaces de conseguir un resultado tan positivo para el segmento submarino del mercadooffshore (en alta mar).”
     
    RTD INCOTEST (acrónimo de Insulated Component Test, ensayo de componentes aislados) es un método único de control de la corrosión que permite controlar objetos ferrosos sin la necesidad de entrar en contacto con su superficie, al contrario de lo que ocurre con los ultrasonidos. Como resultado, se pueden llevar a cabo mediciones en objetos incluso si están recubiertos de aislante, asbesto, materiales ignífugos, hormigón o cualquier otro tipo de cobertura. También puede reducir el coste habitual de extraer la cobertura o de instalar andamiaje empleando el acceso por cuerdas o montando el sensor medidor en un mástil extensible.
     
    El proceso de la toma de mediciones comienza cuando se sitúa un sensor encima del aislante. Por medio de un campo de baja frecuencia magnética pulsada, se generan corrientes de Foucault en el material. El cálculo del grosor se realiza midiendo la duración de las corrientes”.
    Bellistri continuó: ““El RTD INCOTEST submarino supone un gran avance en los ensayos no destructivos. Su desarrollo no solo se suma a nuestra cartera de productos que están cambiando el enfoque de la industria de los END (ensayos no destructivos) avanzados, sino que también es una prueba del talento y de la dedicación de nuestro equipo de Applus RTD.”
     
    El sistema puede usarse en materiales con un grosor de hasta 65 mm y en objetos a alta temperatura.