Applus+ inspeccionará la construcción de una nueva estación de mezcla de nitrógeno en Países Bajos

01/04/2020

    El proyecto incluye la inspección de la infraestructura para conectar la planta de nitrógeno actual con una planta de nitrógeno adicional de nueva construcción. 

    Applus+ inspeccionará la construcción de una estación de mezcla de nitrógeno en Países Bajos. El proyecto, que se ejecutará en dos fases, se inició a finales de febrero de 2020 y Applus+ trabajará en él durante aproximadamente un año. Incluye unas 6.400 soldaduras y el alcance de los ensayos no destructivos normales y avanzados incluye los servicios de Rotoscan, ToFD, ensayos por ultrasonidos, ensayos magnéticos y ensayos radiográficos

    La relevancia del proyecto reside en que en los próximos años se importará en Países Bajos cada vez más gas natural gas. El motivo principal es la disminución de la producción de gas natural en el yacimiento de gas de Groninga (provincia situada al norte del país). El gas natural importado tiene un poder calorífico más alto (gas del grupo H) que el gas de Groninga (gas del grupo G) utilizado en los hogares holandeses, entre otros usos. Para ello, el gas del grupo H importado debe convertirse en gas del grupo G, lo que se consigue añadiendo nitrógeno al gas del grupo H. Para poder convertir el gas del grupo H en gas del grupo G (pseudogas del grupo G), una gran empresa de redes de gas y energía de Países Bajos se encargará del almacenamiento para el transporte y del propio transporte. Dicha empresa necesita tener acceso al nitrógeno suficiente y contar con la capacidad necesaria para poder mezclar el nitrógeno con el gas del grupo H. 

    La capacidad de producción de nitrógeno actual en el este de Groninga no es suficiente para satisfacer la demanda de gas del grupo G que habrá partir de 2020. Por lo tanto, dicho proveedor de red de gas y energía ampliará la capacidad de producción de nitrógeno existente con una nueva planta de nitrógeno. 

    En la estación se podrá mezclar el combustible de alto poder calorífico procedente del exterior con nitrógeno. Esto hará que sea apto para la red de gas de bajo poder calorífico. Esta iniciativa es importante para reducir la dependencia del gas de Groninga en Países Bajos. 

    Todo el nitrógeno que no sea necesario en un momento determinado irá a una tubería de transporte, que lo llevará a un almacén  subterráneo, donde permanecerá hasta que esa energía se necesite.

    Applus+ realizará ensayos no destructivos avanzados en soldaduras en la zona de extracción, de modo que, en una primera fase se examinarán un total de 400 soldaduras con Rotoscan, ToFD (difracción por tiempo de vuelo), UT (ensayo por ultrasonidos), MT (ensayo magnético) y RT (ensayo radiográfico) en el caso de diámetros pequeños.  La segunda fase incluirá el examen de 6.000 soldaduras.

    Este contrato es importante, ya que es el primer proyecto en que trabajaremos en una instalación de nitrógeno de nueva construcción. Applus+ espera ampliar sus conocimientos sobre las instalaciones de nitrógeno y prestar asistencia al cliente en el aseguramiento de sus operaciones, minimizando riesgos y protegiendo tanto a la fuerza de trabajo como el medio ambiente.