Applus+ ayuda a las comunidades rurales e indígenas de Panamá

01/07/2020

    La compañía está inspeccionando y supervisando la construcción de 25 centros educativos e instalaciones de saneamiento, dos iniciativas que tienen un impacto social positivo.

    Applus+ en Panamá está llevando a cabo varios proyectos con un impacto positivo para la sociedad. La compañía está inspeccionando la construcción de 25 centros educativos en el distrito de Cemaco, cuya población es mayoritariamente indígena. “Estos centros mejorarán la educación de los jóvenes e impulsarán el crecimiento de la región”, explica Edgar Guzmán, Gerente de Desarrollo de Negocio de Applus+ Energy & Industry en Panamá.

    El objetivo del Proyecto es mejorar las condiciones educativas, aumentar su cobertura y el acceso a la información para retener dentro del Sistema educativo a todos los estudiantes que sea posible en la región de Emberá Wounaan. Applus+ está inspeccionando, revisando, monitorizando y controlando la calidad de la construcción y remodelación de todos los centros, además de supervisar que cumplen con la normativa de seguridad y medioambiental.

    La empresa juega un importante papel en otro Proyecto con impacto social positivo: asistencia técnica y fiscalización del proyecto integral de agua y saneamiento de las comunidades indígenas en la comarca de Ngabe Buglé. Pretende mejorar la cobertura y servicio de aprovisionamiento de agua en las áreas rurales e indígenas de la comarca, especialmente en Chichica y Las Lajitas.

    Applus+ supervisa la construcción y garantiza la sostenibilidad del sistema de saneamiento apoyando la gestión de las Juntas Administradoras de Acueductos Rurales. Hasta el momento, hemos supervisado 40 kilómetros de la canalización y 325 unidades básicas de saneamiento.

    Estos proyectos se desarrollan en las regiones más vulnerables de la República de Panamá, las comunidades indígenas, y persiguen dos ideas recogidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU: Educación de Calidad y Agua Limpia y Saneamiento. “Si damos visibilidad a estos proyectos, podemos medir el impacto positivo de nuestras operaciones, la manera en que contribuimos a reducir la brecha educativa y cómo mejoramos la calidad de vida de los más vulnerables”, señala Guzmán.

    Con nuestra expansión por el Caribe, que alcanza a Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana y Panamá, esperamos seguir participando con nuestro conocimiento y experiencia en iniciativas positivas similares, que ayudan a hacer del mundo un lugar mejor y a que podamos avanzar hacia un futuro prometedor.