Applus + realiza una inspección de tuberías mediante pruebas ultrasónicas de largo alcance y escaneo láser 3D en Australia

04/02/2020

    El cliente solicitó una evaluación del estado de la tubería y una estimación de la pérdida de grosor potencial por filtraciones, que resultaron ser de hasta un 60%.

    Applus+ en Australia ha reparado de forma satisfactoria una tubería que presentaba daños por corrosión tras solo cinco años de funcionamiento. El cliente solicitó a Applus+ una evaluación del estado general de la tubería y una estimación de la pérdida potencial de espesor de la pared, que resultaron ser de hasta un 60%, tras encontrar filtraciones en la pared externa a consecuencia de la corrosión.

    El proyecto incluía la propuesta y la preparación de un planteamiento para realizar la inspección y medir correctamente las zonas expuestas a las picaduras producidas por la corrosión externa. Además, la inspección tenía por objetivo controlar las zonas de difícil acceso situadas por debajo de la superficie terrestre.

    Para poder cumplir todos estos requisitos, los especialistas de Applus+ en Perth elaboraron una metodología de inspección rápida y eficaz que incluía dos nuevas tecnologías. En primer lugar, el escáner Creaform 3D realiza un modelo de la sección completa de la tubería mediante láseres muy potentes y un avanzado software de modelado e inspección denominado PipeScan.

    En segundo lugar, se realizaron pruebas con ondas guiadas. Se trata de un tipo de ensayo que utiliza ultrasonidos de largo alcance y que ha sido diseñado para inspeccionar zonas amplias e inaccesibles de las tuberías. El objetivo de estas pruebas consiste en hallar zonas en las que exista una pérdida potencial de espesor de la pared y calcular esa pérdida tomando como referencia el cambio que ha experimentado una sección transversal en comparación con la extensión circunferencial. Al tratarse de una aplicación completamente nueva de esta técnica, el equipo de Applus+ solicitó ayuda a la compañía que la creó, Guided Ultrasonics Ltd. (GUL). Todas las inspecciones se realizaron con éxito mediante excavaciones controladas, de conformidad con los procedimientos y los requisitos de entrada en áreas confinadas (CSE).

    Los resultados confirmaron que, en el caso de pérdidas de espesor inferiores al 46% en las tuberías de producción de 7", es necesario implantar un sistema de revestimiento de barreras con termoplásticos pulverizables para inhibir la corrosión (CIST). Por el contrario, en el caso de pérdidas de espesor superiores a esta cifra, es necesario un sistema de reparación mediante un recubrimiento con compuestos que aporte una capa más robusta alrededor de la carcasa de acero. En este caso, el equipo de Applus+ tuvo que aplicar el segundo escenario, aplicando el sistema con éxito y quedando el cliente muy satisfecho.