INTRODUCCIÓN
A fin de facilitar la gestión de proyectos en el campo de las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC), los proyectos se dividen en las fases siguientes: estudio de viabilidad, diseño, construcción, ensayo y puesta en marcha. Una oficina de gestión de proyectos (PMO) es una unidad formada dentro de una organización para coordinar la gestión de los proyectos TIC bajo su responsabilidad.
NUESTRA SOLUCIÓN
Applus+ posee una amplia experiencia en la gestión de proyectos multidisciplinares en una gran variedad de sectores en todo el mundo. Hacemos hincapié en la importancia de una planificación coordinada, del establecimiento de prioridades y de la integración de los proyectos del ámbito de las TIC en los objetivos generales de una empresa.
  
En nuestros proyectos tenemos en cuenta multitud de factores, entre los que se incluyen la integración, la intención principal, los plazos, los costes, la calidad, los recursos humanos y los riesgos. La PMO constituye un “punto de contacto único” para todos los aspectos relacionados con la gestión de proyectos y desde ella se coordinan las actividades, las fases y los equipos de trabajo implicados en los distintos proyectos.
 
Nuestro enfoque metodológico se basa en la definición de la gestión de proyectos establecida por el Project Management Institute (PMI).
VENTAJAS Y BENEFICIOS
Al recurrir al servicio de gestión de proyectos de TIC de Applus+, el cliente obtendrá toda una serie de ventajas, entre las que se incluyen las siguientes:
  • Mayor eficiencia en la gestión de los costes.
  • Reducción de los plazos de comercialización.
  • Establecimiento de una cultura metodológica común que dirija las peticiones surgidas durante la actividad empresarial a las áreas técnicas pertinentes.
 
A QUIÉN VA DIRIGIDO
Este servicio va dirigido a todas las organizaciones públicas o privadas que, a petición de la dirección de las mismas, emprendan proyectos complejos cuyo origen puede encontrarse en la demanda del mercado, una necesidad organizativa, una solicitud de un cliente, un avance tecnológico o un requisito legal.