INTRODUCCIÓN
Los servicios de gestión de la integridad estructural de activos consisten en la identificación de daños estructurales y la realización de auditorías de cualquier tipo de estructura o cimiento y ayudan al cliente a optimizar sus inversiones en renovaciones y mejoras.
NUESTRA SOLUCIÓN
Nuestra amplia experiencia en este campo proviene de muchos años de aportar soluciones ad hoc a los clientes en una amplia variedad de instalaciones en todo el mundo.
 
Ofrecemos un servicio completo de gestión de integridad de activos que se desglosa en las fases siguientes:
  1. Inspección inicial y recogida de datos
  2. Estudio de la documentación existente
  3. Pruebas y ensayos
  4. Análisis de patologías
  5. Propuesta de soluciones
  6. Cálculo del presupuesto de las reparaciones
  7. Supervisión de las reparaciones
  8. Elaboración y entrega de un informe final
Nuestras herramientas especializadas para inspecciones sobre el terreno nos permiten ofrecer un servicio rápido y eficiente. Entre ellas se incluye nuestra herramienta SICE de inspección sobre el terreno, que nos permite generar información más precisa en menos tiempo.
 
Nuestros servicios incluyen:
  • Evaluación estructural de edificaciones existentes y elaboración de informes sobre el estado actual y el prediagnóstico.
  • Estudios de patología estructural para la rehabilitación de edificios existentes y supervisión del diseño estructural.
  • Protocolo de grietas, supervisión de estructuras y termografía de cerramientos.
  • Auditorías de edificios.
  • Pruebas de carga.
  • Ensayos de integridad de pilotes.
  • Pruebas de tensión: supervisión de anclajes en muros de contención y del postensado de refuerzos.
  • Auscultación de estructuras de hormigón armado (ensayos por ultrasonidos, ensayos mediante esclerómetro y sistema de detección de barras de armadura).
  • Supervisión técnica de ensayos en calidad de terceros.
A QUIÉN VA DIRIGIDO
Este servicio va dirigido a organizaciones públicas, promotores de obras de edificación, arquitectos y propietarios de edificios y tiene como objetivo ayudarles a elaborar programas rentables de mantenimiento predictivo y preventivo —prolongando así la vida útil de las instalaciones— y, al mismo tiempo, a cumplir la normativa internacional.
 
Un estudio de la integridad de un activo se puede realizar:
  • Cuando hay signos de agrietamiento de columnas, vigas, losas superiores, fachadas, tabiques interiores, cubiertas, etc.
  •  En estructuras antiguas cuyos usos hayan cambiado.
  • En estructuras expuestas a daños ambientales tales como corrosión y oxidación.
  • En estructuras modificadas sin un estudio inicial.
  • En estructuras que se aproximan al final de su vida útil.
  • En el marco de la inspección técnica de un edificio.
VENTAJAS Y BENEFICIOS
Los servicios de gestión de integridad de activos de Applus+ ayudan al cliente a:
  • Restablecer las tolerancias y los límites de peligro de sus estructuras
  • Incrementar la vida útil de sus estructuras
  • Conocer el estado de una estructura y los límites estructurales establecidos por la normativa actual
  • Encontrar soluciones a problemas de agrietamiento en elementos de distinto tipo