INTRODUCCIÓN

Las inspecciones por ondas guiadas están reconocidas en el sector como una tecnología eficaz de inspección de tuberías, capaz de analizar zonas dañadas de gran extensión. Gracias a las pequeñas dimensiones de los sensores y las bandas, ahora es posible acceder a zonas que antes quedaban ocultas por el material de aislamiento o de recubrimiento o que no podían inspeccionarse por su difícil acceso, lo que reduce los esfuerzos de desplazamiento que tienen que realizar los clientes. Las recientes mejoras tecnológicas han hecho posible extender el uso de las inspecciones por ondas guiadas a una gran variedad de entornos y de temperaturas. Además, los resultados obtenidos pueden analizarse in situ, lo que permite a los técnicos centrar sus esfuerzos en las zonas de interés y reducir los costes totales de evaluación del sistema.

NUESTRA SOLUCIÓN
Applus+ cuenta con una larga trayectoria en la utilización de la tecnología de inspección por ondas guiadas. Gracias a una amplia formación y a los procedimientos desarrollados, Applus+ ha creado un programa de primer nivel.
 
Los servicios de inspección por ondas guiadas pueden prestarse por sí solos o en combinación con un programa robusto de integridad mecánica, lo que supone una ventaja para aquellos clientes que deseen analizar sus sistemas de forma eficiente, centrando sus esfuerzos en identificar y resolver problemas.
A QUIÉN VA DIRIGIDO
La inspección por ondas guiadas es útil en varios sectores, entre los que se incluyen:
  • Petróleo y gas (exploración y extracción, procesamiento y refinado)
  • Electricidad
  • Nuclear
  • Aeroespacial
  • Alimentación y bebidas
  • Plataformas marítimas y costeras
VENTAJAS Y BENEFICIOS
Entre los beneficios de la inspección por ondas guiadas se cuentan:
  • Disponible para tuberías con diámetros de entre 5 cm y 142 cm (de 2” a 52”).
  • Temperatura máxima de alrededor de 260 °C (500 °F).
  • Alcance de inspección muy alto.
  • Excelente herramienta de inspección y seguimiento (reconocida y aceptada en todo el mundo).
  • Método muy rentable de detectar corrosión bajo el aislamiento.
  • Fácil de utilizar.
  • Muy versátil, válido desde el desierto hasta las profundidades marinas.
  • Permite detectar un cambio de un 3% en la sección transversal (en función de la relación señal ruido).
  • Alta reproducibilidad.
  • Identificación rápida y precisa de las zonas que se someterán a inspecciones cuantificables posteriores.
  • Fácil identificación de indicios de longitud superior a 2,5 cm (1”).
  • Registro de las longitudes de las zonas de interés para realizar cálculos de efectos adversos.
  • Disponibilidad de escaneo circular (c-scan) para la resolución nominal.
  • Procesado y evaluación en tiempo real.
  • Posibilidad de vincular automáticamente los resultados a ubicaciones de GPS/SIG internas o externas.
  • Certificada de acuerdo con las normas PHMSA, DOT y CCR.