INTRODUCCIÓN
La necesidad de realizar inspecciones de instalaciones de difícil acceso se da con frecuencia en numerosos sectores. Tradicionalmente, los métodos para acceder a estas zonas entrañaban un alto nivel de riesgo. Hoy en día es posible realizar muchas de estas inspecciones desde una posición segura en el suelo mediante fotografía de alta definición pero, cuando es necesario tomar decisiones importantes basándose en fotografías, es absolutamente necesario que las imágenes sean nítidas y precisas.
NUESTRA SOLUCIÓN
Applus+ se enorgullece de contar con algunas de las cámaras más potentes y los objetivos de mayor claridad disponibles actualmente en el mercado profesional. Gracias a estos extraordinarios equipos, ofrecemos a nuestros clientes la oportunidad de realizar inspecciones fotográficas a una gran distancia, conservando aun así una claridad excepcional.
 
Applus+ utiliza objetivos de alcance ultra largo y cámaras de 50 megapíxeles de calidad profesional para tomar imágenes asombrosamente claras y bien definidas de activos que pueden encontrarse a cientos de metros de distancia. Tomamos estas imágenes de alta resolución de tal manera que puedan unirse y formar ficheros de imagen de gigapíxeles. Estas imágenes de gigapíxeles producen una imagen de ultra alta definición, sin junturas, que puede estar formada por decenas o centenares de imágenes individuales.
 
De este modo, el inspector y el cliente pueden revisar el activo en una sola imagen sin necesidad de revisar cientos de fotografías por separado. El usuario puede ampliar o reducir la imagen resultante sin perder la nitidez de los datos en bruto.
 
Para ilustrar este aspecto, si se utilizara esta tecnología para tomar imágenes de una torre de comunicaciones de 120 metros de altura, el usuario podría ampliar posteriormente la imagen resultante de la unión de todas las fotografías y ver con una claridad absoluta la rosca del extremo de un tornillo situado en la parte más alta de la torre. De hecho, la tecnología puede ir incluso más allá: podríamos contar el número de filetes de rosca de un tornillo situado en el punto más alto de una chimenea de 300 metros de altura y fotografiado desde el suelo.
 
La tecnología de ultra alta definición se puede utilizar para fotografiar cualquier cosa, con independencia de su forma y tamaño, y es una manera extremadamente rentable, segura y eficiente de inspeccionar activos complejos y de gran tamaño.
A QUIÉN VA DIRIGIDO
 
En la actualidad, la tecnología fotográfica se utiliza ampliamente en numerosas industrias, por ejemplo para inspeccionar:
 
  • Grandes torres de comunicaciones
  • Grandes recipientes o tanques
  • Puentes
  • Torres de quemado (desde el quemador de antorcha hasta la base)
  • Superficies exteriores de edificios (análisis de degradación)
  • Grandes palas de aerogeneradores
VENTAJAS Y BENEFICIOS
Las inspecciones fotográficas de ultra alta definición de Applus+ ofrecen una enorme cantidad de ventajas obvias para numerosas industrias.
 
En primer lugar, pueden reducir drásticamente el perfil de riesgo de una operación, al sustituir los métodos de alto riesgo existentes por una metodología segura que permite trabajar desde el suelo.
 
Asimismo, nuestros métodos a distancia pueden reducir enormemente los costes, ya que solo se necesita un pequeño equipo humano de inspección, el instrumental requerido es mínimo y los tiempos de preparación son muy cortos. Los equipos fotográficos son pequeños y ligeros y se pueden transportar en helicóptero a cualquier lugar, incluso a alta mar.
 
Applus+ puede fotografiar la totalidad de un activo y, con las fotografías, crear un registro del estado de una estructura en un momento dado, que más adelante se puede revisar y comparar con los resultados de inspecciones posteriores. Esta fotografía extremadamente detallada también puede utilizarse más adelante a efectos de planificación, modificación, ampliación o mantenimiento del activo.
 
Gracias a la rapidez y la rentabilidad de la metodología de Applus+, los clientes ya no tienen que limitarse a inspeccionar muestras de los activos, pues con esta tecnología se pueden realizar inspecciones que abarcan la totalidad del activo en muy poco tiempo y, aun así, mantener un nivel de costes mínimo.