INTRODUCCIÓN
La monitorización de la salud estructural es un método en el que se utilizan sensores para recoger datos que se procesarán e interpretarán para crear un sistema de control durante todo el ciclo de vida de un activo. La monitorización de la salud estructural es un proceso de inspección que facilita una gestión más eficiente de los activos al permitir al propietario conocer las condiciones de funcionamiento, implantar los planes de mantenimiento adecuados, reducir costes, aumentar la seguridad y asegurar el funcionamiento a largo plazo. Los sistemas de monitorización de la salud estructural se utilizan para medir los parámetros actuales de eficiencia de un edificio o infraestructura y compararlos con las especificaciones del diseño de ingeniería y con parámetros anteriores.
NUESTRA SOLUCIÓN
Applus+ RTD presta servicios de monitorización de la salud estructural de activos basados en el estudio de factores clave tales como:
  • Identificación: ¿qué parámetros se medirán y qué datos se utilizarán para medir y evaluar la salud estructural?
  • Sensores y equipos de comunicación: ¿qué tipo de instrumentos de detección se requieren para recoger los datos necesarios y qué sistemas de registro y comunicación de datos deben utilizarse?
  • Gestión de datos: ¿cómo se deben procesar, interpretar, presentar y comunicar los datos y cómo pueden identificarse las anomalías?
  • Integración: ¿cuál es la mejor manera de recopilar los datos para tomar decisiones fundadas en materia de salud estructural?
  • Applus+ RTD posee la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios para guiar a los propietarios de activos a través de este proceso con el fin de monitorizar con éxito la salud de sus activos.
Gracias a su capacidad única de llevar a cabo tanto la monitorización de la salud estructural como ensayos no destructivos convencionales y avanzados, Applus+ RTD ofrece una solución integral para atender todas las necesidades del cliente en materia de ensayos y de monitorización. Asimismo, gracias a nuestra extensa red mundial de oficinas podemos prestar servicios a los clientes allí donde se encuentren en un plazo muy reducido.
A QUIÉN VA DIRIGIDO
La monitorización de la salud estructural de los activos es importante para una gran variedad de sectores y suele comenzar durante la fase de diseño. De este modo, los planes de recogida e interpretación de datos sobre la salud y el funcionamiento del activo se incorporan en una fase inicial. Los servicios de monitorización de la salud estructural también pueden prestarse posteriormente a la construcción e integrarse en un plan de mantenimiento en curso.
 
VENTAJAS Y BENEFICIOS
Entre las ventajas de trabajar con Applus+ para establecer un sistema de monitorización de la salud estructural de un activo se encuentran las siguientes:
  • Capacidad de optimizar ciertas características estructurales a partir de datos obtenidos en tiempo real.
  • Detección precoz de daños o de daños potenciales, lo que permite adoptar medidas correctivas de manera proactiva.
  • Reducción de los costes de explotación y mantenimiento.
  • Sostenibilidad estructural a largo plazo.
  • Aumento de la confianza del público.