INTRODUCCIÓN
Los ensayos por líquidos penetrantes son uno de los métodos de ensayos no destructivos más utilizados. Se basan en el fenómeno de la capilaridad, o atracción por capilaridad, según el cual un líquido puede fluir en espacios reducidos aunque no cuente con la ayuda de fuerzas externas, como la gravedad, o incluso teniendo que enfrentarse a ellas. Los procesos que se realizan sobre los materiales y los procedimientos utilizados en los ensayos por líquidos penetrantes están diseñados para que sea posible ver e interpretar la acción de la capilaridad. Los ensayos por líquidos penetrantes son una forma eficaz de detectar la posición y la gravedad de discontinuidades en la superficie de los materiales, incluidas aquellas que no resultan apreciables a simple vista.
NUESTRA SOLUCIÓN
Applus+ únicamente utiliza productos de calidad de los mejores proveedores del sector, como Sherwin y Magnaflux. Nuestras unidades móviles pueden prestar este servicio en cualquier punto de Norteamérica y también contamos con laboratorios que pueden realizar ensayos sobre productos. Nuestros procedimientos cumplen con los requisitos de las normas ASNT y ASTM y entre nuestro personal contamos con técnicos certificados de nivel III que pueden ofrecer asistencia y asesoramiento, así como desarrollar nuevos procedimientos cuando sea necesario.
A QUIÉN VA DIRIGIDO
Los ensayos por líquidos penetrantes pueden utilizarse para localizar y evaluar defectos a lo largo del ciclo de vida de los componentes, como por ejemplo:
  • Defectos de fabricación con apertura a la superficie (como grietas)
  • Elementos no fusionados
  • Porosidad (bolsas de gas)
  • 'Cold Shuts, inclusions'
  • Desgarros en caliente
  • Agujeros de gas
Mediante este tipo de ensayos también es posible detectar discontinuidades producidas durante el funcionamiento del componente, como por ejemplo:
  • Grietas por fatiga
  • Grietas inducidas por hidrógeno (HIC)
  • Grietas inducidas por hidrógeno orientadas por tensión (SOHIC)
  • Grietas por corrosión bajo tensión (SCC)
La identificación temprana de discontinuidades en elementos en servicio permite planificar y ejecutar correctamente las paradas de mantenimiento, en vez de efectuarlas como resultado de una emergencia. Este método de ensayos se utiliza en diferentes industrias, como la aeroespacial, la de procesado de alimentos, la de generación de energía eléctrica, la de extracción, producción y refinado de petróleo y la marítima, entre otras.
VENTAJAS Y BENEFICIOS
La complejidad de la industria moderna y la demanda de productos y equipos más seguros y fiables hacen que sea necesario utilizar procedimientos de fabricación y pruebas que garanticen la máxima fiabilidad. Cuando se aplican correctamente, los ensayos por líquidos penetrantes pueden proporcionar:
  • Incremento de la fiabilidad de los productos.
  • Mejora de los procesos fabricación, ya que identificar problemas a tiempo permite corregirlos.
  • Reducción de costes, gracias a la disminución del número de devoluciones de productos y de reprocesos.
  • Mejora de la calidad en general.
TÉCNICAS CONVENCIONALES
Los colorantes de penetración visibles normalmente son rojos y se utilizan junto con un revelador blanco para atraer el colorante hacia la superficie desde el interior de las discontinuidades por capilaridad. Esta técnica normalmente se conoce como el método de “contraste de color”. Es muy visible bajo luz natural y puede emplearse para diferentes materiales, aunque normalmente no es tan sensible como el método fluorescente a las discontinuidades de muy pequeño tamaño. Sin embargo, no requiere unas condiciones lumínicas especiales, por lo que el personal no tiene que transportar lámparas UVA, pantallas de bloqueo de luz ni generadores eléctricos.

Los colorantes de penetración fluorescentes normalmente son verdes y se utilizan junto con un revelador blanco para atraer el colorante hacia la superficie desde el interior de las discontinuidades por capilaridad. Los penetrantes fluorescentes se caracterizan por su capacidad de emitir radiación visible cuando se excitan con luz UVA y pueden utilizarse en materiales diversos. Los penetrantes fluorescentes suelen ser más sensibles que los colorantes visibles y se clasifican en cuatro niveles de sensibilidad. Sin embargo, requieren condiciones lumínicas especiales y el personal necesita contar con lámparas UVA, pantallas de bloqueo de luz y generadores eléctricos sobre el terreno. Los ensayos por colorantes fluorescentes se realizan fácilmente en condiciones de laboratorio.