A través de nuestros proyectos y servicios, ayudamos a nuestros clientes a minimizar sus impactos AMBIENTALES.

Orientamos nuestros esfuerzos de gestión y prevención en nuestras actividades de oficina y trabajo de campo, y en sus impactos ambientales más significativos: consumo de agua y energía, y emisiones de vehículos. Implementamos sistemas de gestión ambiental a nivel local y reforzamos la conciencia ambiental de nuestros empleados para reducir nuestros impactos directos.

En 2018, redujimos nuestra ratio de intensidad energética en un 6,4%, nuestro ratio de intensidad de emisiones de GEI en un 6,3%, y nuestro consumo de agua en torno al 1,4%.

Más allá del control interno de nuestros impactos directos, nuestra contribución clave al medio ambiente son los servicios que nuestros equipos prestan a nuestros clientes. Estos servicios conducen a una reducción, directa o indirecta, de los impactos ambientales potenciales de las operaciones de nuestros clientes.

Para más información, vea el informe completo de RSC.

Applus+ RSC