Applus+ continúa operando en medio de la pandemia

18/08/2020

    Para el cumplimiento de nuestros servicios realizamos ensayos no destructivos tales como corrientes inducidas, C-scan, técnicas superficiales y gammagrafía y contamos con 39 miembros de personal permanente, entre ingenieros, inspectores, planificadores y asistentes.

    En febrero, cuando el coronavirus comenzaba ya a causar estragos en Asia pero se veía todavía como una amenaza lejana en Latinoamérica, comenzó la puesta en marcha del proyecto en las instalaciones de la refinería de petróleo estatal. El 3 de marzo de 2020 se reportó el primer contagio en Chile y con ello comenzaron a regir una serie de medidas sanitarias para evitar la expansión de la enfermedad en el país, que inicialmente –y a diferencia de países vecinos– no contemplaron la implementación de cuarentenas generales.

    El nuevo escenario sanitario supone para el proyecto un nuevo desafío. Por un lado, la prioridad principal de asegurar la salud de los trabajadores; y por el otro, la continuidad operacional. Para lograr este objetivo se han realizado las siguientes acciones:

    • División del equipo en turnos semanales. Con esa medida,  se evita el contacto estrecho entre los trabajadores y se disminuyen los traslados.
    • El personal dedicado a tareas administrativas como facturación o control de documentos ha pasado a realizar teletrabajo.
    • Establecimiento de una estricta trazabilidad y desinfección de los equipos de inspección y ensayos para evitar los contagios “cruzados”, dejando constancia en todo momento de quiénes utilizaban cada uno de los equipos y estableciendo su desinfección inmediata al final de cada turno.
    • Creación de grupos de técnicos y planificación junto con el cliente de los trabajos por zonas en el interior de la refinería para evitar el contacto entre ellos.

    La sensibilización y motivación aportan al desempeño y ánimo del equipo de trabajo, por lo que sistemáticamente se enviaron comunicaciones, entre ellas un vídeo de agradecimiento del Country Manager a los empleados en el proyecto.

    Todas estas medidas han permitido que, después de tres meses de operación, con curvas de contagios y fallecidos ascendentes en el país,  no se registren infectados en el proyecto y el servicio al cliente no se haya visto afectado.